Esta claro que no se seduce como hace 40 o 50 años, estamos cambiando continuamente, en mi caso, tengo 26 años, si no me fallan los cálculos, empecé a salir con 16 años, a la Space, en la sala Macumba en Chamartín, la única disco por aquellos años que dejaba la entrada a menores de 18. En el 2000 comenzaron mis primeras andanzas nocturnas, ya no coja los años 90, de manera directa en el cambio de era, en el año que aparentemente se iban a parar todas los ordenadores del mundo y nos íbamos a ir todos a la mierda, teníamos aproximadamente el mismo temor que ahora con lo del 2012, si no recuerdo mal, se perdió mucho dinero cuando los accionistas vendieron sus acciones de cualquier empresa relacionada con tecnología, pero bueno era una simple curiosidad, que me marcho del hilo.

Nos preocupamos exageradamente por la salud, la manera física, la vida sexual, la economía, la familia o la seguridad, mas poquísimo de eludir ofender y aprender a amar. Nos justificamos diciendo: la vida es dura. Ciertamente, todo requiere un esfuerzo; millones de espermatozoides corriendo y solo uno consigue llegar al óvulo. Sin embargo, un ser inteligente no puede reducir su vida a una lucha intestina contra el resto. Debe comprender que nadie es más ni es menos que otro. Sobre todo porque el Cosmos es un todo en el que no sobra ni falta nada, y nada ni absolutamente nadie, por más que corra, podrá salirse de él.

Allá empezamos una conversación deliciosa que duró 7 meses. Ese día charlamos un buen rato, cambiamos información y empezó una amistad preciosa. Sobre todo me quedó la calidez de su sonrisa franca, el brillo feliz de su voz, su sentido del humor infeccioso y la hermosura espléndida de su cara lavada. Con los meses creamos una confianza tan franca, que para el instante en que la invité a cenar aquello parecía un paso natural más de los que habíamos estado construyendo en los últimos meses. Siempre y en todo momento andaba de buen humor y su personalidad atractiva, sumada a su charla ingeniosa, me atraía hacia ella como no podía rememorar otra ocasión.

La de mi voz va a ser la primera caricia de las muchas que podrás recibir si te citas conmigo

La mayor parte de las mujeres no pueden tener un clímax solo a través del sexo de penetración. Esto puede ser preocupante y altamente frustrante, por lo que si eres una de estas mujeres, no debes sentirte solo. Hay muchas otras maneras a fin de que una mujer tenga un clímax, a través del sexo oral o la estimulación manual, por lo que el juego anterior es tan increíblemente esencial. Mas si su cónyuge no se toma su tiempo, o bien por alguna razón no se halla en la superior de su juego en el departamento de juegos previos, el sexo puede ser algo menos agradable. Pero cualquier cosa puede ser mejorada; todo lo que precisa es un tanto de tiempo y paciencia para aprender a recorrer los lugares de placer de una mujer. El hecho de que el significado de una palabra dependa del contexto en el que se use, está llevando a los académicos a acrecentar las acepciones de dichas palabras y al desuso de las palabras que existen para tal fin. Esa dejadez por el buen empleo del lenguaje hace que usemos una mínima del vocabulario y dejemos los matices al contexto, no sin que produzca cierta confusión. Con palabras como joder, tío, coño, mierda, amor, estimar, vale y unas pocas más, casi completamos el habla coloquial. Como es natural, poniéndole el énfasis y los gestos precisos a fin de que se comprenda lo que en realidad queremos decir. Pero, indudablemente, la aberración más grande es estimar que decir amor es exactamente lo mismo que sexo. Puesto que, describe un panorama desolador en el que más pareciere que algunos estemos predicando en el desierto y que alén de este sólo existe Sodoma y Gomorra.

No te lo pienses más y ven a conocerme

En el 95 por ciento de los casos, los cambios íntimos son notables con la orientación profesional. Lo fundamental es que vea a un profesional que esté correctamente calificado y que haya desarrollado la experiencia precisa para resolver los enfrentamientos que llevan a la falta de apetito sexual. Lógicamente, estas son todas las generalidades y no están destinadas a ser tomadas como una cuestión de hecho. El equilibrio de cada persona es diferente y oscila con diferentes socios que tienen diferentes compatibilidades entre sí. También fluctúa a medida que gana más experiencia en el dormitorio, como lo hizo conmigo. Es posible que te sorprenda descubrir que eres capaz de desplazar esta energía prácticamente inmediatamente. Como mencionamos previamente, mucho dependerá de su fuerza y ??sensibilidad sexual. Un hombre multiorgásmico explicó su experiencia: Desde el momento en que era adolescente tuve una energía sexual muy intensa, lo que me ha llevado a una gran frustración sexual. Pensé que debías ser un yogui viviendo en una gruta durante los treinta años precedentes. podría aprender a controlar su energía sexual. Después de aprender este ejercicio simple, me sorprendió descubrir que en diez minutos experimentaba un hormigueo en mi columna vertebral y en mi cabeza. En dos meses pude controlar mi continua córnea y Quitar los sentimientos de frustración que había sentido a lo largo de tantos años .

Acepta lo que eres, aun tu imperfección

En la sexualidad taoísta no puedes separar los genitales del corazón por el hecho de que la energía sexual circula por todo el cuerpo. Como explicó un hombre multiorgásmico: Antes intentaba mantener separados el sexo y las emociones, pero con la práctica de la sexualidad taoísta, mis genitales están poco a poco más conectados con el corazón y he descubierto en mi un amor real y profundo por mi Has amontonado demasiado veneno en tu interior. Y el motivo es que no has admitido tu naturaleza. La has suprimido y has tratado de cambiarla. Obstruyes tu energía y por dentro hierve como lava. Siempre y en toda circunstancia está empujando. Puede emerger en cualquier instante. El sexo es un conductor fundamental. En consecuencia no debe refrenarse en pos de interesarse por las mujeres. Las dos cosas están bien, pero no debes olvidar tu naturaleza. Mas el sexo es indudablemente, la razón principal. Cuanto más refrenes tu deseo sexual en pos de apreciarlas realmente, más atado estarás a tu deseo sexual y te impedirá apreciarlas realmente. Cuanto más se oculta algo, mayor es la atracción malvada que genera. Lo que necesitas es la comprensión, no la opresión. El sexo es una energía humana, pero no debemos detenernos ahí. Una persona espiritual tiene el valor de enfrentarse cara a cara con las verdades de la vida. Los cobardes dan la espalda y cierran los ojos ante ella.

Hay que entender que únicamente las personas que te rodean pueden elevarte o hundirte en ser mejor persona. Es tu decisión escuchar la calidad de información vas a ingresar en tu mente y con quien te vas a relacionar. El reconocimiento médico forense por un delito sexual estará fundamentado primeramente por la denuncia del hecho frente a la autoridad eficiente, así sea por la víctima, familiar, tutor o bien cónyuge, o bien el que conozca del hecho en sí. jamás se efectuará de forma privada o bien por complacencia. Ese tipo de explicaciones reciben el nombre de racionalizaciones, pues son una construcción mental que explica solamente lo más superficial de nuestros actos. Los verdaderos motivos de nuestras acciones acostumbran a continuar ocultos en el inconsciente.

Es la virgen soltera

En verdad que los sacerdotes que tienen inconvenientes de conducta sexual deben reflexionar sobre su Fe. Si la Fe mueve montañas, algo falla en su proceder. ¿Quizás no creen en lo que predicas?. ¿Da igual ser un cura Beato que un cura depravado, terrorista, elitista o bien burgués?. Evidentemente no, todo esto va en contra de la Fe y del Amor. Deben meditar si realmente tienen fe o bien si sólo son simples oradores que recitan algo que está escrito en la web. O sea, si se limitan a leer, mas están ciegos. LOS MÚSCULOS DE KEGEL (o el redescubrimiento de la genitalidad masculina). Hay muchos hombres que, todavía habiéndolo descubierto, no saben que manteniendo nuestros genitales existe una estructura muscular (los músculos pubococcígeos o M.P.C) que tienen mucho que ver con la sensibilidad genital y con el mantenimiento de un tono muscular conveniente en esta zona. Asimismo son los mismos músculos que se contraen varias veces en el instante del clímax y de la eyaculación. De hecho, dejan que salga el semen al exterior merced a sus contracciones reflejas en el momento orgásmico masculino. Y las sensaciones agradables que acompañan a estas contracciones es lo que, comúnmente, se conoce como orgasmo.